Buscar en el sitio

Contacto

Secta del cuchillo y del coraje

sectadelcuchilloydelcoraje@gmail.com

TANGO Y CARNAVAL

Dice el Diccionario Crítico Etimológico de Corominas que la palabra “Carnaval” proviene del italiano carnevale, y éste del antiguo carnelevare, compuesto de carne y levare (quitar), por ser el comienzo del ayuno de Cuaresma. Lo que quiere decir que carnaval es lo mismo que carnestolendas. Eso dice ese diccionario, pero no le creamos del todo, porque no deja de haber impertinentes.
El período de carnestolendas (de tollere, quitar) debiera ser el de la Cuaresma, los 46 días que preceden a la resurrección de Cristo en los que había que ayunar. (Dios no permitirá que lo hagamos en la audición de esta noche de Viernes-Tango).
Por un raro desplazamiento, se llamó de esa manera (o carnaval) al período de tres días festivos anteriores a la Cuaresma. Raro porque en esos días no se prohibía nada y menos la carne. Moraleja: gocemos de la carne antes de que nos la quiten.
Bueno, al goce de la carne se le llamó carnaval. Cuidado que por ahí viene el impertinente. El muy afamado Historiador de la Cultura del Renacimiento Italiano, Jacob Buckhardt, dice lo siguiente:
“Resulta especialmente curioso en estos desfiles, como resto de la Antigüedad, la nave en forma de carro, a la cual se recurría en estas fiestas de muy distinto carácter y de cuyo nombre –carrus navalis- quedó el recuerdo de la palabra “carnaval” (Pag.309, ed.Orbis).
El carnaval tiene dos versiones: una popular y otra romántica. El tango tiene que ver más con la última. La primera que está ligada al sentido de lo grotesco medieval y renacentista, es eminentemente cómica y se representaba (o se representa, pues subsiste) por medio de actos y procesiones en los que se celebraban fiestas como las de los bobos (festa stultorum) o la de los asnos (festa asinarum), acompañadas de un reír libre e ilimitado conocido como risus paschalis o risas de los tiempos de Pascuas, que era cuando se celebraban los carnavales. Lo que primaba, pues, eran desfiles con monstruos, enanos, bestias, gigantes…Pero lo fundamental, como lo dejó establecido Bajtín, radicaba en la construcción de “un segundo mundo y una segunda vida al lado del mundo oficial”.
Los bufones y payasos son los personajes característicos de la cultura cómica de la Edad Media. Son los protagonistas de la vida festiva. (La fiesta es una manera de relacionarse con el tiempo, de pasar el tiempo, como creen algunos, o de verlo pasar, como tememos otros).
El carnaval es sobretodo un trastorno de las jerarquías y la suspensión de los principios, las reglas y los tabúes. Todo esto gracias a un adios transitorio al pensamiento abstracto, para dar paso a un presente contínuo de lo vivo material y sensible. La inversión de los valores en esos días era total: lo superior se
confundía con lo inferior, el cuerpo se reivindicaba, la materia pasaba a primer plano por encima del espíritu. La vida ordinaria, representada fundamentalmente por el vientre, se impone sobre la vida religiosa y oficial. Las groserías y las palabras lujuriosas reemplazan al vocabulario “decente”. “El rasgo sobresaliente del realismo grotesco es la degradación, o sea, la transferencia al plano material y corporal de lo elevado, espiritual, ideal y abstracto. La risa degrada y materializa” (Bajtín, pag.25).
Pero en las canciones que escucharemos hoy, no se habla de carnaval popular propiamente, salvo quizás en los candombes. Después del Renacimiento “el grotesco degenera al perder sus lazos reales con la cultura popular de la plaza pública y al convertirse en un pura tradición literaria” (pag.37). Se da paso, entonces, a la Commedia dell´arte y de ésta (sin pararnos en quisicosas) a la concepción romántica del carnaval. Todo se suaviza y se llena de fantasía, mientras se atenúa lo grotesco. La locura festiva de lo popular, por ejemplo, se torna sombría y aislada.
En cuanto a la máscara que en la cultura popular expresa “la alegría de las sucesiones y reencarnaciones, la alegre relatividad y la negación de la identidad y del sentido único, la negación de la estúpida autoidentificación y coincidencia consigo mismo”, se convierte en el carnaval romántico en la expresión del disimulo, del encubrimiento, del engaño; “pierde casi totalmente su función regeneradora y renovadora y adquiere un tono lúgubre. Suele disimular un vacío horroroso, la “nada”, aunque conserva una atmósfera especial, como si perteneciera a otra mundo. La máscara nunca será otra cosa más entre otras” (pag.42)
Como diría un actor tartamudo, de la Commedia dell´arte provienen todos los términos evocados en los tangos que oiremos esta noche: los nombres propios, Colombina, Pierrot, Arlequín; y los comunes, serpentina, caretita, antifaz, mandolina, cascabel…
Dos temas son fundamentales en casi todos los tangos: el tema de la alegría presente que oculta (fallidamente) un dolor inocultable, emparentado con el tema de lo efímero (flor de un día, “novia de unas horas”) como opuesto a la realidad de lo permanente.
Románticos incurables, vamos a… ¡Tango y Carnaval! (Oxímoron).

Javier

Bienvenidos a nuestro portal

Unos amigos que veníamos oyendo tangos desde la mocedad, dimos en la flor de crear La Secta del Cuchillo y del Coraje en 1991. Desde entonces comenzamos a reunirnos con periodicidad inmutable para compartir experiencias y sentimientos alrededor del tango. La Secta, por su nombre, es un homenaje a Borges y, a través de él, al tango. Lo nuestro es el sectarismo de la fidelidad a lo mejor de la expresión musical porteña y a la convicción de que esta música ha sido un aporte estético y un soplo de vida al arte moderno originados en la invención popular. Con este portal intentaremos dar de lo que hemos recibido y hacer partícipar a otros  de nuestros gustos, de nuestros sentimientos, en fin, de nuestros textos inspirados en nuestra afición, con la finalidad de que el placer que el buen tango procura se prolongue por un tiempo, unos tiempos, unos compaces, más.

La Secta del Cuchillo y del Coraje

02 Eltango.mp3


EL TANGO


¿Dónde estarán? pregunta la elegía
de quienes ya no son, como si hubiera
una región en que el Ayer, pudiera
ser el Hoy, el Aún, y el Todavía.

¿Dónde estarán? (repito) el malevaje
que fundó en polvorientos callejones
de tierra o en perdidas poblaciones
la secta del cuchillo y del coraje?

¿Dónde estarán aquellos que pasaron,
dejando a la epopeya un episodio,
una fábula al tiempo, y que sin odio,
lucro o pasión de amor se acuchillaron?

Los busco en su leyenda, en la postrera
brasa que, a modo de una vaga rosa,
guarda algo de esa chusma valerosa
de Los Corrales y de Balvanera.

¿Qué oscuros callejones o qué yermo
del otro mundo habitará la dura
sombra de aquel que era una sombra oscura,
Muraña, ese cuchillo de Palermo?

¿Y ese Iberra fatal (de quien los santos
se apiaden) que en un puente de la vía,
mató a su hermano, el Ñato, que debía
más muertes que él, y así igualo los tantos?

Una mitología de puñales
lentamente se anula en el olvido;
Una canción de gesta se ha perdido
entre sórdidas noticias policiales.

Hay otra brasa, otra candente rosa
de la ceniza que los guarda enteros;
ahí están los soberbios cuchilleros
y el peso de la daga silenciosa.

Aunque la daga hostil o esa otra daga,
el tiempo, los perdieron en el fango,
hoy, más allá del tiempo y de la aciaga
muerte, esos muertos viven en el tango.

En la música están, en el cordaje
de la terca guitarra trabajosa,
que trama en la milonga venturosa
la fiesta y la inocencia del coraje.

Gira en el hueco la amarilla rueda
de caballos y leones, y oigo el eco
de esos tangos de Arolas y de Greco
que yo he visto bailar en la vereda,

en un instante que hoy emerge aislado,
sin antes ni después, contra el olvido,
y que tiene el sabor de lo perdido,
de lo perdido y lo recuperado.

En los acordes hay antiguas cosas:
el otro patio y la entrevista parra.
(Detrás de las paredes recelosas
el Sur guarda un puñal y una guitarra).

Esa ráfaga, el tango, esa diablura,
los atareados años desafía;
hecho de polvo y tiempo, el hombre dura
menos que la liviana melodía,

que solo es tiempo. El Tango crea un turbio
pasado irreal que de algún modo es cierto,
el recuerdo imposible de haber muerto
peleando, en una esquina del suburbio.


JORGE LUIS BORGES

 

Tango que he visto bailar

contra un ocaso amarillo,

por quienes eran capaces

de otro baile, el del cuchillo.


Otra interpretación:

www.youtube.com/watch?v=aGPOzYNs-Y4&NR=1

 

Inicio

¿Qué si me gusta el tango?

21.10.2010 10:18
Con frecuencia me he sentido incómodo y cuasiconfundido cuando, motivado por un comentario inevitablemente entusiasta por la canción del Río de la Plata, el tanguero de ocasión me ha disparado a quemarropa, la pregunta con exclamación y todo : “Ah!...le gusta el Tango?!!!!...”. Aparentemente...

Cantar de Secta

11.10.2010 08:52
www.box.net/files/0/f/0#/files/0/f/52941188/Cantar_de_Secta  username: sectadelcuchilloydelcoraje contraseña: tiempodetango

Tiempo de Tango

09.10.2010 07:31
La importancia del Tango  como expresión del arte popular, está fuera de toda duda. Pero no es tan claro para todo el que se arrima por primera vez a escuchar la llamada música ciudadana, que en Colombia pueda y deba tener un espacio de difusión, un lugar en los medios radiofónicos, como en...

Tangofilia y Tangomanía

09.10.2010 07:26
En mi opinión, existen tangueros en general, es cierto. Pero en particular, se diría más bien que existen tangófilos y tangómanos. Estos últimos, casi siempre son fuertemente tradicionalistas, estilísticamente rígidos. Con frecuencia necesitan asociar cada tango a una particular experiencia...

Introito

08.10.2010 16:29
  Editorial del Primer Boletín de la Secta : “TIEMPO DE TANGO”   Hace ya casi siete años, Bernardo Echeverry propuso a varios amigos, amantes del tango y en el tango (Carmen Helena Brugés, Luz Helena Franco, Olga Guevara, Ana Lucía Jiménez, Jairo Candelo, Javier Navarro, Eduardo Serrano...

Boletines y mp3

08.10.2010 15:43
¿No tiene Tiempo de Tango? ¿No conoce el Boletín? ¿Aburrido en en bulín y el bolsillo sin un mango? Pues abandone su esplín leyendo un tema tanguero. Baje usted, Buen Caballero, baje usted, Doña Selecta, el Boletín de la Secta, corajudo y cuchillero.   Léalos en formato pdf: TT-01.PUB.pdf...
http://www.box.net/shared/fkisqqhrs1